Miedo

Miedo yo, ¿Miedo de qué? No tengo miedo de nada, no necesito nada de nadie. O tal vez, hipotéticamente hablando tengo tanto miedo que me da miedo demostrarlo, que no quiero mostrarme vulnerable. Miedo de darme cuenta que no necesito el miedo para protegerme y que no hay nada en el mundo que pueda dañarme. Que si duele, duele pero no tengo por qué sufrir. Contigo solo el amor vale, el miedo me aleja. El amor nos acerca.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias