Mi corazón ligero

Hoy mi corazón ligero, flota y siente la suavidad de las nubes, se acomoda sobre ellas y mira las estrellas. Ligero está por qué descubrió que para amar no se necesitan dos, para amar solo me necesito a mi y mi decisión de amarte por siempre. Amarte es una decisión que tomé y mantendré hasta que transmute, la decisión misma me da alas. No quiero nada de tí, ni siquiera tu recepción. Si quiero dar, daré aún sin que tú lo recibas. Y si tú lo recibes bien por ti. Yo me regocijo con lo que está en mis manos. Si tu me das, y decido recibirlo me agradeceré por permitirme recibir. No tengo que agradecerte sino yo no te lo he pedido. Mi corazón anda ligero porque carga solo un pasajero y para él es el mundo entero. En mi corazón solo estoy yo aunque su camino eres tú. Entre menos peso llevo más cerca voy a estar de ti querida estrella.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias