De regreso a mi infancia

Este amor no tiene edad, contigo he regresado a ser un niño, un niño que le late fuerte y rápido el corazón cada vez que tengo el teléfono en mi oído y tengo la esperanza de que tu al otro lado me respondas. Que sensación tan placentera sentir los nervios de solo pensar tocar tu mano o besar tu mejilla. Soy nuevamente un niño, un niño que te ama, pero como niño me he olvidado del mal, y quiero si tu me permites amarte en esta forma, con amor de un niño, con un amor puro y sincero.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias