Un matrimonio sin retorno

Si nos cazáramos un día, tendría que aceptar que no hay vuelta a tras, el divorcio no esta permitido, después de estar unidos, sólo la muerte nos separará. Un matrimonio no es algo a la ligera. Tomate el tiempo que consideres necesario para darme tu respuesta, pregúntame todo lo que quieras que te responderé con sinceridad, tomame de la mano, caminemos juntos, conozcamonos a fondo, aclaremos nuestras dudas. Estemos seguros de lo que cada uno quiere y lo que queremos juntos. Desnudemos nuestros errores y miedos, aprendamos, crescamos y preparemonos para cuando digamos sí, a nuestro hermoso matrimonio.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias