Llamada telefónica

Una relación es como una llamada telefónica, tiene que haber interés por parte de los dos lados para que la llamada perdure, si este no es el caso, uno de los dos colgara, o cortara la llamada. Si el uno que está cansado de la llamada no quiere colgar, porque no tiene nada mejor que hacer, este va a escuchar lo que el otro dice, y el otro hablara hasta que su imaginación lo permita, el que habla siente que el otro esta aburrido, pero intenta con todas sus armas de hacerlo interesarse en la llamada. Esta terminara si el aburrido encuentra algo más interesante que hacer, o quizá en el caso más patético, le entra otra llamada, o si el que se esmeró por hablar y mantenerte la llamada viva, se da cuenta que le está hablando a un muro, y que es mejor terminar con algo que no le aporta lo más mínimo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias