En un día ocupado

En un día ocupado siempre hay tiempo para pensar en ti, recordar con alegría tu hermosa sonrisa. Hay tiempo para trabajar, comer y dormir. Y también hay tiempo para amar y soñar. En un día ocupado saco unos minutos para hacerte entender que el recordarte alimenta mi alma, como los alimentos mi cuerpo, que escuchar tu dulce voz me llenan de energía como una buena noche de sueño. Aunque sería mejor comer contigo y dormir a tu lado. Hasta tal vez un día trabajaremos juntos, y seria igualmente un día ocupado.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias