Bestial

Tu sangre dulce me vuelve loco, corriendo por tus venas, irrigando tu piel rosada, suave y delicada. A metros siento tu aroma angelical, deliro, volteó y te veo, estas provocativamente bella, un halo de inmaculada pureza te rodea, y más me atraes, difícil es contener mis deseos de tocarte, de recorrerte, de morderte, de probar tu sangre, de convertirme en una bestia poseída con el objetivo de hacer gritar y sentir... Mi deseo de transformarte a ti en bestia también para que nos desangremos en el acto y muramos extasiados.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias