Sin cupido

Con o sin cupido, estoy dispuesto a conquistarte una o mil veces de ser necesario, para que me ames lo mismo que yo a ti. Debe ser una tarea difícil atraer tu atención con tantos pretendientes, y con tus fuertes preferencia, pero estoy decidido a dar el todo por ti, te quiero más que a mi libertad, y por tanto seré esclavo de tus deseos, y necesidades. Te amare como si hubiera nacido amándote y te conquistare como si cupido te hubiera flechado tantas veces que la sobredosis fundió tu corazón en el mío y se volvieron uno solo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias