Kilómetros

A pesar de los miles de kilómetros que nos separan, una llamada tuya acerca tus labios a mi oído, que casi siento tu aliento haciéndome cosquillas. A pesar de la inmensa distancia, tú vives dentro de mí, me mantienes cálido en temporada de invierno y fresco en temporada de sequía. Esta distancia física entre tú y yo, tiene tendencia a desaparecer, cada vez el tiempo genera más atracción entre nosotros que tarde o temprano será tan fuerte, que por gravedad la distancia colapsará, y los miles de kilómetros se verán reducidos a una delgada capa de saliva entre nuestros labios.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias