Sin miedos

Los miedos acechan a mi corazón inmaduro, pero con tu amor constante y cercano: le das la fuerza para mantenerse de pie aun estado lastimado; le das la confianza más olvidarse del miedo y hacer más fuerte, madurar y crecer; le das la libertad para correr, para preparar la carrera más larga en su vida... La maratón que me lleve a tu corazón, la más difícil y quizá la más larga de todas las carreras que ha enfrentado; pero siendo tu favorito, él tiene la motivación necesaria para enfrentar este reto y salir victorioso.
Gracias por tu esfuerzo, por la confianza, por la calidez, por la cercanía. Juntos - sonrío feliz y tranquilo - estando juntos las barreras de lo imaginable se ven más pequeñas, hasta el cielo se ve más cercano... Te quiero.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ni...

Soñando

Darte Gracias