Pequeña y cálida

Pequeña y delicada,
apareces de repente,
cálida y sonriente,
aún en este frío invierno.

Te cubres de la lluvia,
caminas dulcemente,
parece una brisa,
que acaricia suavemente.

Bella y blanca,
diamante sin dueño.
Paseas, cautivas...
Respiro y suspiro.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias