Envidia

Aunque envidiar es malo,
Te confieso... tengo envidia,
envidia de tantas cosas:

Envidio tu almohada,
que acaricia tu mejilla,
y conoce de tus sueños.

Envidio tu cobija,
que te abraza completamente
y te protege del frío.

Envidio tu espejo
que te ve cada mañana, despeinada,
 sin maquillaje y natural.
Y lo envidio más si le haces muecas.

Qué bueno seria ser el aire que respiras, para darte vida.
Qué bueno seria ser tu amante, para amarte locamente.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Soñando

Darte Gracias